Font Advocats | Recomendaciones básicas para hacer compras seguras por Internet
Desde Font Advocats, despacho especializado en Derecho Digital y Derecho Tecnológico, os proponemos seis recomendaciones básicas para realizar compras seguras en Internet
recomendaciones, compras seguras por Internet
25421
post-template-default,single,single-post,postid-25421,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.7,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive

Recomendaciones básicas para hacer compras seguras por Internet

  1. Verificar la empresa que hay detrás de la página web. Antes de realizar la compra, es conveniente verificar la identidad y fiabilidad de la empresa vendedora: denominación social de la entidad, datos de contacto, domicilio y si ofrecen un servicio de atención al cliente. Estas informaciones generalmente se pueden encontrar en secciones como el “Aviso Legal”.
  2. Hacer una búsqueda previa en Internet. Una búsqueda en Internet puede ayudar a encontrar opiniones, experiencias de otros clientes y quejas y reclamaciones. Estas informaciones pueden ser relevantes a la hora de decidir si la empresa es fiable y, en general, entrega o presta lo que ofrece.
  3. Verificar la seguridad de la red y del sitio web. Estar atento a la seguridad de la URL: la dirección de la página web donde se efectuará la compra debe empezar por el protocolo HTTPS y tener el candado cerrado, lo que indica que la información transmitida será cifrada. Además, conviene evitar utilizar conexiones públicas o inseguras (redes wifi públicas o de tiendas, cafés o restaurantes, por ejemplo) cuando se esté completando la compra online.
  4. Revisar los términos y condiciones de venta. A pesar de que puede ser una tarea ardua y farragosa, es recomendable leer los términos y condiciones de la venta, especialmente, en aquello referido a  plazos y condiciones de entrega y devolución, métodos de pago, datos de atención al cliente y el tipo de información del cliente que la empresa recoge y trata.
  5. Evitar el acceso a enlaces recibidos por correo electrónico. Conviene evitar acceder directamente a páginas web por medio de enlaces recibidos por correo electrónico, especialmente, si se trata de correos no solicitados o de origen desconocido. Ante cualquier duda, es más seguro buscar la página web de la tienda directamente en los motores de búsqueda.
  6. “Si parece demasiado bueno para ser verdad, más vale desconfiar”. Por último, pero no menos importante, acordarse siempre de una de las reglas de oro que rigen en Internet: si parece demasiado bueno para ser verdad, más vale ser desconfiado y buscar una alternativa.